Traducción / Perfil de la Estudiante
Perfil de la Estudiante

La UNIFÉ se caracteriza por ser una universidad de orientación humanística y cristiana en la que se busca dar una atención personalizada para lograr que cada una de nuestras estudiantes desarrolle aptitudes y competencias propias de una traductora e intérprete. El perfil profesional de la traductora e intérprete de la UNIFË cuenta con habilidades y competencias dentro de las siguientes dimensiones:

Dimensión teórica:
Conocimiento profundo de las bases teóricas de su disciplina y afines; desarrollo de las capacidades analítica, crítica, creadora y transformadora; capacidad para ampliar y profundizar los conocimientos culturales, socioeconómicos, políticos, científicos y tecnológicos contemporáneos a través de la lectura constante.

Dimensión ética:
Conciencia del importante papel de la traductora-intérprete como mediadora de avances científicos y tecnológicos, así como de su papel de difusora de historias y culturas; elevado respeto por la identidad y alteridad culturales; comportamiento ético-cristiano frente a su responsabilidad social como persona, ciudadana y profesional.

Dimensión tecnológica:
Competencia lingüística, lógico discursiva, socio cultural, referencial y estilística de las lenguas materna y extranjeras; desarrollo óptimo de las competencias traductora e interpretativa orientadas al logro de equivalencias satisfactorias en las versiones meta, cualquiera que sean los tipos textuales y/ o discursivos involucrados; manejo de herramientas informáticas auxiliares aplicadas a la traducción, a la interpretación, a la terminología, y a las lenguas materna y extranjeras.

Dimensión de investigación:
Desarrollo de la capacidad creativa orientada al descubrimiento y resolución de problemas de traducción e interpretación; capacidad para tener una permanente actitud crítica hacia su propio trabajo; capacidad para sistematizar la terminología en diferentes campos del saber.

Cualidades que se Requiere:
  • Aptitud para el dominio de los idiomas.
  • Competencia lingüística en su lengua materna.
  • Capacidad de comprensión e interpretación de textos orales y escritos.
  • Fluidez en la expresión oral y escrita.
  • Atención, concentración y agilidad mental.
  • Sensibilidad y respeto por las culturas propias y extranjeras.
  • Habilidad para establecer relaciones interpersona